Dependiendo de su perfil, se clasifican en bandas trapeciales clásicas, bandas trapeciales y trapeciales de sección estrecha, y hexagonales.

La banda trapecial es posterior a la banda clásica, y su resistencia es mayor en comparación con la banda trapecial clásica. La banda trapecial de sección estrecha es una banda trapecial de alto rendimiento. La banda hexagonal tiene la sección transversal de una banda trapecial clásica de doble sección. Se ha diseñado para aplicaciones en las que una o más poleas conducidas giran en sentidos distintos.