Una lubricación incorrecta supone hasta el 36% de los fallos prematuros en los rodamientos.Las grasas multiusos no son adecuadas para las necesidades de rodamientos especiales y pueden producir problemas en lugar de resultar beneficiosas. Las aplicaciones de rodamientos sufren grandes variaciones en cuanto a sus condiciones de funcionamiento y la lubricación correcta requiere de la grasa que se adapte perfectamente a la aplicación. Las grasas para rodamiento facilitan un funcionamiento suave, sin problemas y la maxima fiabilidad, incluso bajo las condiciones más extremas.

Ayudan a evitar la entrada de contaminantes en el rodamiento, amortiguan las cargas de choque y protegen contra la corrosión. La selección de la grasa adecuada para los rodamientos de una aplicación especifíca es esencial para lograr la máxima vida útil de un rodamiento.

Los criterios de selección para la lubricación adecuada incluyen el tipo y el tamaño del rodamiento, las temperaturas, velocidades y cargas, así como la vida útil deseada y los intervalos de relubricación.