Un retén es una pieza de compuesto sintético que se utiliza para evitar las fugas de lubricante desde las cajas de cambio o motores de explosión que deben permanecer siempre lubricados. De esta forma incrementa la vida útil de los rodamientos que componen las máquinas y motores, pues de lo contrario el lubricante puede escapar o algún contaminante puede ingresar, originando una avería de la máquina.